Antes muerto que ver quebrar a Estados Unidos

Credit: crisisriskmanagement.com

El otro día podíamos ver en Bespoke la tabla que aparece más abajo con los riesgos de los CDS de la mayoría de países del mundo. Los CDS (Credit Default Swap) son instrumentos financieros para asegurarse contra distintos eventos crediticios, por ejemplo la quiebra de una empresa o de un país, y el correspondiente impago de su deuda. Estos instrumentos cotizan a un determinado precio en el mercado y son por tanto una buena herramienta para ver la percepción que tiene el mercado sobre el riesgo de un país.

Constituyen una de las principales medidas de riesgo junto a la prima de riesgo; ésta es el diferencial de tipo de interés sobre otro que se utilice como referencia (normalmente uno de muy bajo riesgo). Por ejemplo, para los países, lo más habitual es comparar bonos a 10 años y particularmente en Europa siempre hablamos de la diferencia con el bono alemán. Hay países cuya deuda paga aún menos interés que la alemana, como Suiza, que tiene por tanto prima de riesgo negativa, pero Alemania es una referencia mucho más sólida por lo que implica para la economía europea y mundial. Una prima de riesgo de 300 puntos básicos no es sino que los inversores (“mercados”) piden a España un 3% más de interés anual que a Alemania.

Pues bien, volviendo a los CDS, la medida más habitual es el CDS a 5 años (un horizonte que se considera suficientemente amplio para valorar perspectivas de quiebra y duración de emisiones de deuda), y en este caso presentamos la tabla de Bespoke donde su cotización refleja el coste anual de asegurarse contra un impago de 10.000$ (esta información es fácilmente accesible a diario en varios medios de información financiera).

Credit: Bspoke.com

Es fácil plantearse algunas comparativas con otras cifras a las que estemos acostumbrados: calculando [capital asegurado / prima ] el “CDS equivalente” de mi seguro de vida me viene a salir alrededor de 50, lo que hace -para mi banco- más probable que quiebre prácticamente cualquier país del mundo a que yo fallezca este año. ¡Sólo los Estados Unidos tienen mayor capacidad de supervivencia que yo!  

(nota: siempre considero paridad euro/dólar y no tengo en cuenta que el CDS EEUU está en euros… todo es una simple aproximación)

En cuanto a mi capacidad como conductor, pago unos 750 euros por el seguro a todo riesgo de mi coche que debe de valer unos 12.000 euros a día de hoy: mi CDS  podría ser de unos 625, mejor que Grecia, Portugal, Venezuela y Argentina. Hay que tener en cuenta que aquí pago un sobrecoste por cubrirme frente a otras incidencias: si la mitad del seguro es por estar a todo riesgo en vez de a terceros podría considerar que mi coche se asegura con un CDS de 325 y ya estaría mejor que España…

Más en serio, es interesante que el riesgo de la mayoría de países haya caído fuertemente en estas cinco semanas de 2012. Puede que haya efectos estacionales en la cotización de estos instrumentos, dado su carácter anual, pero en todo caso la tendencia parece ser de recorte del riesgo. Eso sí, el único que destaca es, por supuesto, Portugal, el país donde están puestos ahora todos los focos por un posible efecto dominó sobre la Unión Europea. Para seguirlo, vigilemos la prima de riesgo, pero también los CDS.

2 Responses to Antes muerto que ver quebrar a Estados Unidos

  1. Te felicito Miguel porque este tipo de comparativas con elementos de la vida real hacen más accesible la comprensión de estos instrumentos complejos y nos ayudan a poner sus niveles en perspectiva.
    Es muy interesante ver cómo todos estamos seguros de que EE.UU. va a pagar sus deudas por su capacidad para “darle a la maquinita” y la fe ciega de la humanidad en el billete verde. Pero bendita sea esa fe porque si no esto se iba al cuerno.
    Estoy ansioso por ver si esta tendencia de recorte del riesgo se sostiene o es meramente la calma que precede a la tormenta. Me viene a la mente esa escena de la película “La tormenta perfecta” de Wolfgang Petersen con George Clooney, cuando están en un momento de calma idílica pero ven la tormenta que les va a engullir en breve. Esperemos que no sea así.
    ¡No tardes en publicar el próximo post!

  2. Es excelente, Miguel. Coincido contigo en que el sentir generalizado es el de ver a EE.UU. como un valor seguro, aunque al mismo tiempo parece evidente que la montaña de deuda que están amasando no se va a pagar sino a seguir refinanciando ad infinitum, y devaluando progresivamente vía inflación. Nótese este interesante artículo que se puede leer en The Economist: http://www.economist.com/blogs/buttonwood/2012/02/fiscal-crisis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: