The Electric Cloud Orchestra II: consumo en nube

20,000

Image by devriesm via Flickr

Una línea de pensamiento clásica de ingeniero: sería interesante que el coche tuviera integrada una tableta como el iPad. El factor de forma es similar al de las clásicas pantallas para GPS-DVD-Radio y provee mucha más funcionalidad.

Ahora, puestos a poner algo como un iPad, ¿por qué no poner un iPad directamente? Reservar un espacio de conexión eléctrica para insertarlo e integrarlo con los sistemas del vehículo, esencialmente hacerlo extraíble. ¡Gran idea!

Sin embargo… si vamos a utilizar un iPad que llevaremos encima para ponerlo y quitarlo, dejando un hueco en el frontal, casi sería mejor instalar directamente un interfaz táctil cuya única función sea comunicarnos con la tableta vía Bluetooth. Es más elegante y conectaría lo mismo con iPhone, Blackberry, Android… multiplataforma.

iPad, iPhone, MacBook Pro

Image via Wikipedia

Pero si no llevamos el dispositivo a mano para que nos aporte su capacidad de procesamiento… podríamos suplirlo con un interfaz y conexión a Internet para ejecutar las aplicaciones en la nube: DropBox, Spotify, Google Maps, Youtube…

Ajá.

El entorno cerrado de un coche es un ejemplo perfecto de por qué el futuro pasa por disponer en muchos casos de un hardware compuesto únicamente por Interfaz + 3G/WiFi. No necesitamos nada más la inmensa mayoría de las necesidades de la vida diaria, que cada vez más se encapsulan en forma de aplicaciones.

Atención a OnLive, por ejemplo, un servicio que no está claro que esté maduro pero que permite acceder a la funcionalidad de una consola de videojuegos a través de una microconsola que sólo actúa como interfaz de un centro de procesamiento, donde cada juego es una aplicación. Migración de hardware a software, una vez más.

¿Cómo va a influir esto en los factores de forma actuales? -smartphone, tableta, microportátil, netbook…-. Mi predicción es que a medio plazo tenderán a unificar en funcionalidad y el consumidor elegirá principalmente por parámetros muy físicos: tamaño, responsividad, tipo de input (¡increíble la vía abierta por Kinect!).

Y a largo plazo… revisaremos la factura de los ciclos de reloj consumidos externamente como hacemos hoy con la de la electricidad. Los paneles de acceso serán como lámparas: pequeños, medianos, casi desechables en algunos casos. Este es el impacto del procesamiento en nube.

One Response to The Electric Cloud Orchestra II: consumo en nube

  1. Pingback: El futuro del almacenamiento en nube « Imágenes Bajo el Cristal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: